INTERNACIONAL

Baylor, campeón de la NCAA tras ganar en la final a Gonzaga

La Universidad de Gonzaga llegaba al último partido del torneo universitario con la posibilidad de firmar una temporada de leyenda, sin perder un sólo partido, pero Baylor dio la vuelta a los pronósticos, conquistó su primer título (86-70) y puso la historia de su lado para cumplir con la maldición que viene sucediendo desde 1976: ningún equipo invicto conquista el campeonato.

Los Bears no estaban dispuestos a ser un convidado de piedra en la fiesta de su rival y demostraron desde el inicio que tenían tanta hambre como Gonzaga, sobre todo en defensa. Los jugadores de Baylor maniataron a sus rivales y les dejaron en unos escasos 70 puntos cuando venían promediando 91,6 por partido. Esa fue la clave de una final que los Bears dominaron de principio a fin en una de las mayores exhibiciones vistas en una final de la NCAA.

Baylor arrolló a sus rivales desde el inicio con un parcial de 0-9 que dejaba claro que la noche iba a ser de color verde. Y así se reflejó con un dominio absoluto en todas las facetas del juego: puntos, rebotes (38-22), asistencias (18-16), robos (8-4), tapones (5-3) o el porcentaje de triples (un 43,5% frente a un 39%).

Una superioridad apabullante que los Bears supieron reflejar en cómodas diferencias que fueron administrando durante todo el partido. Así, de la mano de Jared Butler Baylor no perdío el mando en el marcador en ningún momento del choque hasta que sonó la bocina final y se desató el delirio en el Lucas Oil Stadium de Indianápolis. Fue en ese momento cuando los jugadores de Scott Drew fueron conscientes de la gesta que acababan de lograr y que culminaba con el primer título en la historia de la universidad.

Fotos: Final Four NCAA